Dime con quién te juntas y te diré quién eresNeurociencia

Amigos

Los Españoles en general, tenemos un  refrán para casi todo. Es una herencia que pasa de generación en generación y es recordada para el resto de tu vida. Nuestro refranero refleja la tendencia de nuestro cerebro a dejarse guiar por aquellas creencias que al final te das cuenta que funcionan. Cuando tomamos una decisión , lo normal es pedir consejo a nuestro ámbito de confianza.

Los refranes y consejos hacen las veces de protocolos que nos indican cómo actuar en cada ocasión sin tener que tomarnos la molestia de poner en marcha un complicado proceso de toma de decisiones en cada ocasión. Se trata de atajos de pensamiento, o heurísticos, que nos indican cómo actuar en cada ocasión sin tener que pensarlo mucho.

gnosias praxiasEn nuestro cerebro hay dos regiones con «puntos de vista diferentes» sobre cuánto debe influir en nuestra forma de pensar la información que recibimos. Por un lado tenemos a la corteza prefrontal, encargada de la planificación de conductas complejas, la conducta social, algunos aspectos del lenguaje y está implicada también en la personalidad, que «prefiere» tenerlo todo bajo control y suele hacer caso a los consejos y creencias.

Debajo del  lóbulo frontal, está otra estructura, llamada estriado, que forma parte de sistema de recompensa del cerebro y “prefiere” ser autodidacta y tiene por costumbre aprender de la propia experiencia. Se sabe que nuestra forma de actuar ante una determinada situación está determinada por un equilibrio entre estas dos estructuras.

huida-07

También entra en juego la amigdala, cuando conocemos a una persona y en cada nueva situación en la que nos hallamos, la pregunta de rigor de la amígdala es, ¿estoy en peligro de sufrir daño? Si la respuesta es sí, la amígdala envía inmediatamente una señal que dispara la secreción de hormonas, prepara los músculos para la acción, envía más sangre al corazón y crea un estado general de alerta a fin de huir del peligro o de quedarse y pelear.

Resumiendo, que sin darnos cuenta, la primera impresión es la que cuenta, o no???, muchas veces enjuiciamos a las personas por su vestimenta, por su vocabulario, por su entorno, y aunque sea la mejor persona del mundo, inicialmente es rechazada.

El rechazo social provoca exactamente la misma reacción en el cerebro que el dolor físico.

rechazo_1213
Los recuerdos se adaptan al entorno, cambiando constantemente con el fin de ayudar a las personas a sobrevivir y a afrontar los problemas. De hecho, ha revelado que el hipocampo es la parte del cerebro encargada de esta labor de edición y que, como un programa informático que modifica los fotogramas de una película, utiliza la información reciente para cambiar las imágenes del pasado.

 

Espero que os haya servido dicha información.

E2-Heventum-Marca-Positivo

 

No hay comentarios publicados.