El método IN-FLUIRNeurociencia

cop-300x290

En este post, hablaremos de la forma de influir en las personas, esto nos servirá, tanto en las relaciones personales como en las profesionales, hablamos en este caso de equipos de venta.

 

En dicha relación, lo primero que tienes que hacer es:

  1. No dar toda la información sobre el producto o servicio y hacer que la persona se interese y  te pregunte, de esa manera obtendrás una conversación fluida y no forzada.

 

  1. En la acción de venta en la que interviene dos o más personas, que no detecten tu necesidad de venderles, aunque tu objetivo sea ese, intenta que el comprador se centre en comprarte por las necesidades que tú le has creado.

 

  1. Que la relación comercial sea de una manera natural, que no vea que lo tienes estudiado o planificado o que sigues un método de ventas, debe existir una identificación y una necesidad por ambas partes, y que se convierta en un acuerdo mutuo de unir sinergias por el bien común.

Ante todo somos personas y regidas por un cerebro que tiene energía positiva y negativa, eso hace que los dos campos de energía se atraigan o se repelen, lo que influye en que las personas se atraigan o no, con el simple hecho de conocerlas.

En el caso de la atracción,  lo que llamamos en una relación de amor, flechazo a primera vista, no es más que la confluencia de ambas energías positivas , y cuando decimos, “nada más verlo , es me cae mal”, en este caso las energías negativas  se repelen, y además ,  sin mediar palabra.

 

 A continuación amplio los puntos enumerados anteriormente basados en los principales puntos que deberías de seguir para una buena relación personal y profesional (ventas, negociaciones etc…)

 NO CRITIQUES

Si quieres recoger miel, no des patadas a la colmena.

Recuerda la fábula del sol y el viento cuándo competían por quitar la capa un caminante: lo logró antes el sol con su calor que el viento con su violencia.

Si criticas a alguien, lastimas su orgullo y lo pones a la defensiva. La principal necesidad de cualquier persona es tener una buena imagen de sí mismo. Si la criticas, lesionas esa necesidad y despiertas su resentimiento.

¿Conoces a alguien a quien desearías cambiar y mejorar?…;

muy bien, pero emplea esa energía en mejorarte y cambiarte a ti mismo.

Desde un punto de vista egoísta es mucho más provechoso, y menos peligroso. Recuerda estas frases famosas: “No te quejes de la nieve en el techo del vecino cuando también cubre el umbral de tu casa”(Confucio) y “Se ve antes una paja en el ojo ajeno que una viga en el propio (Evangelio).

Al tratar con la gente, ten presente que no tratas con criaturas lógicas,

sino dominadas por sus emociones, llenas de prejuicios e impulsadas por actitudes irracionales como el orgullo y la vanidad.

Ten en cuenta que cualquier tonto puede criticar, censurar y quejarse, y casi todos los tontos lo hacen; pero se necesita carácter y dominio de sí mismo para ser comprensivo y capaz de perdonar. En lugar de censurar a la

gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica, y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad: “comprender las cosas, muchas veces equivale a perdonarlas”.

 Alternativas asertivas a las críticas:

Cuando el comportamiento del otro esté lesionado tu bienestar, dile sencillamente: “Cuando haces… (comportamiento concreto), me siento … (expresión en 1ª persona del sentimiento que te produce). Después añade una petición clara y concreta de cómo te gustaría que actuase, en ese aspecto concreto, a partir de ahora.

 

Michel Moreno Velasco

Facilitador de Sinergias y Experiencias


No hay comentarios publicados.